La inocente confesión de Jhendelyn Nuñez que los morbosos celebran

Es una de las mujeres más guapas de la televisión nacional y fruto de deseo de los televidentes que pueden pasar mucho tiempo contemplando su figura a través de la pantalla.

Cada vez es más conocida. Cada vez sus seguidores quieren saber más cosas de ella, tal como las reveladas en programas como Mentiras Verdaderas y ahora en el late de Julio César Rodríguez, Síganme los buenos, del canal de cable Vive!.

Desde el interior de su ser, Jhendelyn ha revelado tristes pasajes de su vida como cuando en el colegio era víctima de bullying, por ejemplo.

De igual forma, en un ámbito más regalón y goloso, recordó la linda infancia que tuvo en Rancagua, donde fue criada por sus abuelos. Bajo sus cuidados, reconoció que tomó mamadera hasta aproximadamente los 10 años de edad.

“Mi abuelito se levantaba a las 5:30 y mi abuelita a las 7 de la mañana, y lo primero que me hacía era ir a buscar la mamadera, y me dejaba con la mamadera. Cuando ya no quedaba nada, la dejaba al lado”, recordó con alegría Núñez en Mentiras Verdaderas.