La gitana Perla fue capturada por programa de TV: Esta es su nueva espectacular figura

Perla Ilich Nicolich es una gitana que alcanzó fama nacional gracias al docureality Perla, tan real como tú, en 2011, que narraba sus vivencias como gitana y su relación con un grupo de jóvenes chilenos.

Tal fue el éxito del programa, que al año siguiente se lanzó un nuevo docureality protagonizado por Dash y Cangri, donde también Perla tuvo apariciones esporádicas, debido a que ya estaba embarazada de su primer hijo junto al gitano Juan Carlos «Nino» Morales.

Desde entonces, Perla se volvió muy popular en nuestro país, derribando mitos y estereotipos que la población chilena acostumbra a tener contra el pueblo gitano. Recorrió el país junto al elenco, e incluso en 2014 ingresó con su madre al reality de Canal 13 Generaciones cruzadas, donde tuvo una polémica participación debido a su fuerte carácter y constantes peleas con algunos de sus compañeros de encierro, lo que la llevó a retirarse de manera voluntaria.

Luego de alejarse de la televisión, la morena se dedicó al cuidado de su hija, Michelle, y a su relación de pareja. Y dentro de su “nueva vida”, la gitana partió rumbo a México y Perú, países donde residió durante un año, específicamente en Cancún y Lima. En esta última, vivió junto a sus padres.

Hace una semana que volvió a Chile, y el programa de farándula Intrusos, la encontró en el aeropuerto de Santiago esperando a sus padres, quienes vinieron al país a pasar las “Fiestas Patrias”.

Respecto a su presente alejado de las cámaras, Perla asegura que si bien agradece lo que vivió en su paso por la televisión, asegura que hoy está mejor que nunca. “Estoy tranquila tengo una casa hermosa, estoy en el momento más feliz de mi vida, mi hija está hermosa, con mi pareja estoy sentimentalmente y emocionalmente bien, todo estable gracias a Dios”, comentó la gitana frente a las cámaras de La Red.

Además, descartó de plano un posible regreso a la pantalla. “Hay cosas de la televisión que a mí me gustan y hay cosas que no, lamentablemente de repente se malinterpretan las cosas y uno cuando ya tiene hijos, es diferente“, remató.